Dicen los historiadores que el primero de octubre de 1734 funda Don Dionisio Consuegra a la orilla del arroyo Bocas de Ranchuelo al pueblito de Ranchuelo que limitaba con el Hato del Escambray. En 1856 se traslada del sitio fundacional cuando Don Diego González-Abreu y Jiménez tío de la benefactora Doña Marta Abreu compra una caballería y sesenta cordeles de terreno al Señor Antonio Hernández. El señor González-Abreu donó diversas parcelas para edificar viviendas y plaza como fue la Plaza de los Chivos, el cementerio y los terrenos donde se construyera la vía férrea que comunicaba a Cienfuegos con Santa Clara y que fue un gran adelanto para este pueblo. Además, este hacendado realizó el trazado de las calles del pueblo que en opinión de los entendidos lo consideran que su trazado es digno de admirar.

Los ranchueleros que ahora peinamos canas y los que los años nos han llevado la cabellera recordamos con nostalgia aquel pueblito que con el esfuerzo de sus vecinos iba progresando cada día. Sus calles casi todas asfaltadas, las aceras conservadas como acabadas de construir. No podemos olvidar aquella asociación que se llamó comité de los mil que consistía en agrupar a mil socios o más que contribuían con un peso mensual y que luego se convertían en obras sociales para el mejoramiento urbano. La primera obra de este comité fue la construcción de la carretera del cementerio que se encontraba en muy mal estado, después construyeron la cuadra de la calle José L. Cepero hoy llamada José Maceo donde se encontraba la escuela primaria para hembras que la calle era de piedra y tenía grandes huecos, después intentaron llevar a término esta calle hasta la carretera de San Juan y le pidieron a la Señora Antolina Sotolongo para que contribuyera con 1000 pesos para ayudar en el costo de la susodicha calle, ella les dio ese dinero con la condición de que construyeran la mitad de la cuadra que tenía su casa en la calle Lao Caballero pero al ruego de los dirigentes de este comité y apelando a su condición de ranchuelera para que diera 500 pesos más y así se pudo hacer la cuadra de esta calle de Lao Caballero. Hicieron otras obras y todavía se pueden ver en algunas aceras y contenes el logotipo de los Mil.